Bienvenidos a Cadena Xeneize 24hs. de Pasión Bostera!!!

BOCA FUE UN ZONDA

Febrero 26, 2018
Boca venía de dos partidos en los que había ganado por la mínima, sin jugar bien, ante rivales claramente inferiores pero con los 6 puntos adentro.
San Martín de San Juan de Pipo Gorosito parecía un adversario de mayor envergadura a los dos precedentes. Como Temperley y Banfield, buscó poblar el medio campo con varias camisetas verdinegras.
Lo que cambió –y mucho- fue la predisposición y actitud del Xeneize. Desde el minuto cero fue un vendaval, se llevó por delante a San Martín de San Juan. Boca jugó como el tradicional viento zonda sanjuanino, y arremolinó a todos los jugadores contra campo rival. Propios y extraños.
En menos de diez minutos Boca ya había marcado dos goles y tuvo otras dos muy claras para anotar. Pero una pelota parada, tras una innecesaria falta, generó unos aislados minutos de zozobra y permitieron exhibir ciertos desacoples defensivos del Xeneize. Ahí la hinchada de Boca dijo presente y el Zonda llegó desde las cabeceras para volver a empujar al elenco San Juanino contra Ardente.
Por momentos Boca estaba más cerca del cuarto que San Martín de empatar. Se percibía que si el local estaba fino en los últimos metros, había olor a goleada. Como ante Godoy Cruz, un equipo Cuyano fue a la Bombonera a presionar arriba y jugar palo por palo. La diferencia, a la corta o la larga, la hacen las individualidades y la capacidad técnica de los jugadores Xeneizes. Ahí está la explicación del porque vemos como Guillermo prefiere jugar de esa forma en varios pasajes de los encuentros. Si para muestras sólo basta un botón, fijémonos como Gorosito debió cambiar a su lateral izquierdo porque ese andarivel era una autopista para los ataques del equipo de los Mellizos.
Boca terminó el primer tiempo ganando por sólo un tanto y comenzó la segunda etapa tal cómo había jugado en el primer tiempo. Un gol mal anulado a Cardona a los segundos de juego reflejó las intenciones de Boca. Las tribunas seguían jugando aún mejor que Magallán y Tevez, las figuras del partido. Rossi seguía mostrando sus dotes de arquero de equipo grande al tapar un mano a mano ante Mosca. Se hacía rogar el tercer tanto, se lo veía contracturado a Pavón pero Boca no aflojaba el ritmo. La pared entre el 7 y el 32, la asistencia al 15, gol de Nandez y algo de justicia al tanteador.
Todo lo anterior se multiplicó. La fiesta en las tribunas, la superioridad en el campo de juego.
Ingresó Espinoza, pero al igual que en los anteriores encuentros, el ex Huracán no aprovechó los minutos en los que participó. Mientras anochecía todos imaginamos un final de partido a puro cántico y emoción. Aparecieron las menciones al llanto del eterno rival. Quedaban cinco minutos. Wanchope Ábila entró por su amigo Tevez. Hasta que el uruguayo Maxi Rodríguez jugó al papi fútbol, asistió a Spinelli e insólitamente el score apareció 2 a 3. San Martín de San Juan estaba a un tanto de lo que futbolísticamente lucía a cinco. La ilusión fue efímera. Largo pelotazo cruzado de Fabra para que Ábila se de el gusto de definir el encuentro, marcando una conquista bien de goleador.
Nuevamente la justicia apareció en la Bombonera. Cuatro goles marcó Boca después de varias fechas (desde la séptima ante Belgrano de Córdoba) y el Xeneize sigue estirando ventajas en la tabla de posiciones. Algunos están a 24 puntos, a un punto del histórico 2008 que Boca terminó campeón y river último.
Ahora bien, ahora si podemos afirmar que por lo mostrado en el campo de juego, la diferencia de puntos ante los eventuales rivales volvieron a dejarse a la vista. Es que cuando Boca es un zonda, no hay paridad posible.

Abogado y Periodista. Autor de Los verdaderos Mellizos de la Boca @leandrovaldesVM y Mística 2000 @bocamistica2000. Integrante de Asados Bosteros y comentarista de Cadena Xeneize.
Comentarios